Declarado por la UNESCO, como Patrimonio Oral e intangible de la Humanidad, el “Fastuoso Carnaval de Oruro” se caracteriza por mostrar una vasta riqueza folklórica, que combina la danza y la música con la devoción a la Virgen del Socavón.

Esta expresión folklórica aglutina la mayor muestra existente en toda Bolivia, con danzas como la Diablada, Morenada, Caporales, Tinkus, Llameradas, Sicuris, Incas, Antawaras, Tobas, Waca Wacas, Kullawadas, Pujllay y otras, cuyos integrantes, además de orureños, llegan desde todas las regiones del país, principalmente de La Paz y Cochabamba, así como desde el exterior, con el fin de expresar mediante la danza, su fe y devoción.

El Primer ensayo o “Convite”, conocido como “la Promesa” a la Virgen comienza a principios de Noviembre, y sirve para abrir el Carnaval y formular un compromiso para bailar tres años consecutivos. Esta promesa se refrendará en el último “Convite”, que se realiza el Domingo 12 de Febrero.

En Honor a la Virgen de la Candelaria, (Virgencita del Socavón) el día Sábado 18 de Febrero, Sábado de Carnaval, es cuando se realiza la Fastuosa Entrada de Carnaval, donde resalta el lujo y espectacularidad de más de 50 fraternidades. La fiesta se extiende hasta las primeras horas del día Domingo. Ése día se realiza “El Alba”, o saludo a la Virgen por parte de los danzarines, que amenizados por sus bandas y reunidas las fraternidades en el Socavón, contrapuntean con acordes de las distintas danzas, mostrando la destreza y dominio de los instrumentos y la riqueza musical boliviana.

Esta manifestación cuenta con un fuerte apoyo económico de la Prefectura y Municipio de este departamento, que recibe a más de 15.000 turistas nacionales y cerca de 3.000 extranjeros. El movimiento que genera el flujo turístico asciende a cerca de 6 millones de dólares en dos días, que beneficia al comercio, transporte, turismo y artesanos bordadores y músicos del país.

 
 
 
Carnaval Paceña
Entel

Diseño MegaLink • © 2010• Derechos Reservados